Quien somos en Realidad

a9043f3d8e8a47c277636ebe2191462b--love-is-not-it-is

Un Curso de Milagros dice: “Tu tarea no es buscar el Amor, sino simplemente buscar y encontrar dentro de tí todas las barreras que has construido contra él.”

Amor es todo lo que somos. Todo lo que es. No hay nada que no sea. Es la única realidad, es aquello que nunca muere, es nuestra esencia, la esencia de todo. El Amor es la fuerza que mueve todo en nuestra vida. ES todo.

No podemos NO estar en Amor. Esto es imposible. Sí podemos perder la conciencia de la experiencia del Amor, aún así el estado es imposible perderlo.

Cuando venimos a este mundo sabíamos que esta era la única Realidad. Sabíamos que estábamos perfectamente protegidos, guiados, sostenidos y amados. Sabíamos que nada nos faltaba. Teníamos confianza en el Amor perfecto que nos sostenía. Más que confianza, existía certeza.

Al ir creciendo fuimos perdiendo la conciencia de esta experiencia. Nos enseñaron que somos este cuerpo (aquí comienzan las creencias de sobrevivencia, protección y placer). Luego nos enseñan que no valemos lo suficiente exactamente como somos. Nos enseñan que somos nuestros logros, nuestra profesión, nuestro intelecto o lo cantidad de títulos y dinero que tenemos. Nos enseñan a compararnos. Nos enseñan a darle importancia al físico y a como se ve nuestra vida. Nos enseñan una mentalidad limitada. Definitivamente no nos enseñan que ya tenemos todo lo que pudiéramos querer o necesitar. Nos enseñan a buscarlo afuera.

7036890879312ddf7f778a188e2c917c--byron-katie-katie-omalley

A mí me enseñaron esto a la perfección. No puedo culpar a nadie en específico. Me imagino que solo es el precio de estar viva, verse en un espejo y convivir con otros humanos. Vi modelos en las revistas que enseñaban el cuerpo “ideal”. Vi películas que enseñaban a buscar ese “príncipe azul”. Por supuesto que fui aprendiendo. Busqué amor y aprobación en todos los lugares posibles y de todas las formas posibles. Usé mi cuerpo, mis palabras y mi carisma para formar una imagen que yo pensaba que les iba gustar. Me metí en relaciones de pareja para sentirme amada, atractiva y deseada. Saqué las mejores notas para obtener la aprobación de mis papas. Piensen en algo que hicieron ustedes para obtener amor y aprobación y seguro lo hice yo también.

Pero, ¿cómo sabemos qué se siente bien hasta que experimentamos lo que se sienta mal? ¿cómo sabemos qué es paz hasta que sufrimos? ¿cómo sabemos que no se encuentra lo que se está buscando afuera sin antes buscarlo afuera? No estoy diciendo que es necesario sufrir para emanar el Amor que somos, para nada. Sin embargo, esa es la forma en la que la mayoría de humanos funcionamos. Prueba y error. Prueba y error. Prueba y error.

Aún así, estos errores nunca han sido errores en realidad. Han sido necesarios. Sin estos supuestos errores yo hoy no sería quien soy. Cada instante de mi vida ha sido pura perfección. Cada momento de búsqueda externa y sufrimiento ha venido del Amor. Yo necesitaba estas experiencias para darme cuenta: Lo que yo quiero no está ahí. Ni ahí. Ni ahí. Ni ahí.

Sin estas experiencias jamás hubiera encontrado lo que estaba buscando. Jamás me hubiera visto obligada a abrir mi mente y mi corazón y tener la valentía para buscar en mi interior. Sin estas experiencias jamás me hubiera visto forzada a practicar lo que predicaba. Aclaro que durante esta búsqueda la mayoría del tiempo yo YA SABÍA que lo que estaba buscando afuera sólo lo encontraría adentro. Pero como somos necios (o más bien soy), tenía que llorar un par de veces (o varias) antes de tener la disciplina de regresar a mi fuente: a mi.

Fui aprendiendo poco a poco que lo que decía Un Curso de Milagros es cierto: que estos obstáculos a la presencia del Amor sólo existen en mi mente a nivel de percepción. Aprendí que si yo no estoy experimentando Amor (gozo, y paz son sinónimos) es porque hay algo que YO estoy viendo mal. Aprendí que el problema nunca esta afuera.

16708342_10154434260399150_6070104383148884716_n

Aprendí a amarme. Me comencé a amar cuando comencé a dejar ir todos estas percepciones basadas en miedo. Poco a poco me fui admirando. Me fui teniendo ternura y compasión y comencé a reírme de mi misma. Poco a poco me dejó de importar la opinión externa y comenzó a fluir una forma de ser, de conversar y de moverme en el mundo que se siente de lo más natural. La persona que yo realmente soy ha ido surgiendo. A esto le llamo autenticidad.

Les quiero aclarar algo. Esto no significa que yo viva así todo el tiempo. Me entran inseguridades. Vienen deseos repentinos de manipular y controlar lo que otros hacen o lo que piensan de mi. Hay veces que callo cuando quisiera hablar y hay veces que hablo cuando quisiera callar. Lo increíble de esto es que ahora cuando esto me pasa yo ya aprendí a buscar la falla en mi percepción. Ya aprendí que si alguna parte mía no sea siente cómoda o 100% auténtica busco inmediatamente dónde está la confusión en mi mente. Esto es Amor propio.

El Amor propio no significa llegar a amarnos, esto es imposible de hacer. Llegar a amarnos es ridículo porque el Amor ya es todo lo que somos. No podemos forzar una experiencia sobre nosotros que YA tenemos. Lo que sí podemos hacer es dejar ir los obstáculos a la experiencia del Amor para experimentar el amor que somos y emanarlo al mundo. Esto sí es posible. Esta es nuestra tarea nos dice Un Curso de Milagros. Esta es nuestra única responsabilidad. Emanar la luz que YA existe, dejando ir todo lo que no somos.

Les comparto mi experiencia porque sé que es la experiencia de todos. Sé que es frustrante intentar llegar a amar lo que uno simplemente no ama. He vivido esta frustración. En lugar de esto, los invito a dejar ir. No somos defectuosos. No hay otros con mejores vidas que la nuestra. No hay algunos que tuvieron mejor suerte. Todo es cuestión de percepción. Lo que percibamos determina nuestra experiencia de la Realidad. Determina si experimentamos este Amor en cada instante de nuestras vidas. No venimos a experimentar menos que esto.

Viniendo de alguien que experimenta el Amor muchas veces en el día y confusión muchas otras, take it from me. No hay nada más valioso que dejar ir lo que NO somos para ser quien somos en Realidad.

16938459_10154469852264150_3983354436001454006_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s