Quien somos en Realidad

a9043f3d8e8a47c277636ebe2191462b--love-is-not-it-is

Un Curso de Milagros dice: “Tu tarea no es buscar el Amor, sino simplemente buscar y encontrar dentro de tí todas las barreras que has construido contra él.”

Amor es todo lo que somos. Todo lo que es. No hay nada que no sea. Es la única realidad, es aquello que nunca muere, es nuestra esencia, la esencia de todo. El Amor es la fuerza que mueve todo en nuestra vida. ES todo.

No podemos NO estar en Amor. Esto es imposible. Sí podemos perder la conciencia de la experiencia del Amor, aún así el estado es imposible perderlo.

Cuando venimos a este mundo sabíamos que esta era la única Realidad. Sabíamos que estábamos perfectamente protegidos, guiados, sostenidos y amados. Sabíamos que nada nos faltaba. Teníamos confianza en el Amor perfecto que nos sostenía. Más que confianza, existía certeza.

Al ir creciendo fuimos perdiendo la conciencia de esta experiencia. Nos enseñaron que somos este cuerpo (aquí comienzan las creencias de sobrevivencia, protección y placer). Luego nos enseñan que no valemos lo suficiente exactamente como somos. Nos enseñan que somos nuestros logros, nuestra profesión, nuestro intelecto o lo cantidad de títulos y dinero que tenemos. Nos enseñan a compararnos. Nos enseñan a darle importancia al físico y a como se ve nuestra vida. Nos enseñan una mentalidad limitada. Definitivamente no nos enseñan que ya tenemos todo lo que pudiéramos querer o necesitar. Nos enseñan a buscarlo afuera.

7036890879312ddf7f778a188e2c917c--byron-katie-katie-omalley

A mí me enseñaron esto a la perfección. No puedo culpar a nadie en específico. Me imagino que solo es el precio de estar viva, verse en un espejo y convivir con otros humanos. Vi modelos en las revistas que enseñaban el cuerpo “ideal”. Vi películas que enseñaban a buscar ese “príncipe azul”. Por supuesto que fui aprendiendo. Busqué amor y aprobación en todos los lugares posibles y de todas las formas posibles. Usé mi cuerpo, mis palabras y mi carisma para formar una imagen que yo pensaba que les iba gustar. Me metí en relaciones de pareja para sentirme amada, atractiva y deseada. Saqué las mejores notas para obtener la aprobación de mis papas. Piensen en algo que hicieron ustedes para obtener amor y aprobación y seguro lo hice yo también.

Pero, ¿cómo sabemos qué se siente bien hasta que experimentamos lo que se sienta mal? ¿cómo sabemos qué es paz hasta que sufrimos? ¿cómo sabemos que no se encuentra lo que se está buscando afuera sin antes buscarlo afuera? No estoy diciendo que es necesario sufrir para emanar el Amor que somos, para nada. Sin embargo, esa es la forma en la que la mayoría de humanos funcionamos. Prueba y error. Prueba y error. Prueba y error.

Aún así, estos errores nunca han sido errores en realidad. Han sido necesarios. Sin estos supuestos errores yo hoy no sería quien soy. Cada instante de mi vida ha sido pura perfección. Cada momento de búsqueda externa y sufrimiento ha venido del Amor. Yo necesitaba estas experiencias para darme cuenta: Lo que yo quiero no está ahí. Ni ahí. Ni ahí. Ni ahí.

Sin estas experiencias jamás hubiera encontrado lo que estaba buscando. Jamás me hubiera visto obligada a abrir mi mente y mi corazón y tener la valentía para buscar en mi interior. Sin estas experiencias jamás me hubiera visto forzada a practicar lo que predicaba. Aclaro que durante esta búsqueda la mayoría del tiempo yo YA SABÍA que lo que estaba buscando afuera sólo lo encontraría adentro. Pero como somos necios (o más bien soy), tenía que llorar un par de veces (o varias) antes de tener la disciplina de regresar a mi fuente: a mi.

Fui aprendiendo poco a poco que lo que decía Un Curso de Milagros es cierto: que estos obstáculos a la presencia del Amor sólo existen en mi mente a nivel de percepción. Aprendí que si yo no estoy experimentando Amor (gozo, y paz son sinónimos) es porque hay algo que YO estoy viendo mal. Aprendí que el problema nunca esta afuera.

16708342_10154434260399150_6070104383148884716_n

Aprendí a amarme. Me comencé a amar cuando comencé a dejar ir todos estas percepciones basadas en miedo. Poco a poco me fui admirando. Me fui teniendo ternura y compasión y comencé a reírme de mi misma. Poco a poco me dejó de importar la opinión externa y comenzó a fluir una forma de ser, de conversar y de moverme en el mundo que se siente de lo más natural. La persona que yo realmente soy ha ido surgiendo. A esto le llamo autenticidad.

Les quiero aclarar algo. Esto no significa que yo viva así todo el tiempo. Me entran inseguridades. Vienen deseos repentinos de manipular y controlar lo que otros hacen o lo que piensan de mi. Hay veces que callo cuando quisiera hablar y hay veces que hablo cuando quisiera callar. Lo increíble de esto es que ahora cuando esto me pasa yo ya aprendí a buscar la falla en mi percepción. Ya aprendí que si alguna parte mía no sea siente cómoda o 100% auténtica busco inmediatamente dónde está la confusión en mi mente. Esto es Amor propio.

El Amor propio no significa llegar a amarnos, esto es imposible de hacer. Llegar a amarnos es ridículo porque el Amor ya es todo lo que somos. No podemos forzar una experiencia sobre nosotros que YA tenemos. Lo que sí podemos hacer es dejar ir los obstáculos a la experiencia del Amor para experimentar el amor que somos y emanarlo al mundo. Esto sí es posible. Esta es nuestra tarea nos dice Un Curso de Milagros. Esta es nuestra única responsabilidad. Emanar la luz que YA existe, dejando ir todo lo que no somos.

Les comparto mi experiencia porque sé que es la experiencia de todos. Sé que es frustrante intentar llegar a amar lo que uno simplemente no ama. He vivido esta frustración. En lugar de esto, los invito a dejar ir. No somos defectuosos. No hay otros con mejores vidas que la nuestra. No hay algunos que tuvieron mejor suerte. Todo es cuestión de percepción. Lo que percibamos determina nuestra experiencia de la Realidad. Determina si experimentamos este Amor en cada instante de nuestras vidas. No venimos a experimentar menos que esto.

Viniendo de alguien que experimenta el Amor muchas veces en el día y confusión muchas otras, take it from me. No hay nada más valioso que dejar ir lo que NO somos para ser quien somos en Realidad.

16938459_10154469852264150_3983354436001454006_n

Arianne y Ale

image1

Aquellos con quienes convivimos son nuestros más grandes maestros. Nuestras familias, parejas, amigos, jefes y empleados; cada quien ha venido a nuestra vida para desempeñar un rol mucho más significativo del que pareciera. Cada persona con la que nos topamos en nuestro camino viene a nuestra experiencia para regresarnos al Amor. Cada quien nos da de formas distintas exactamente aquello que necesitamos para regresar a nuestra esencia.

Mi familia definitivamente ha sido la razón por la cual hoy vivo como vivo. Por tantas razones, ellos son la razón de la claridad que he obtenido. Primero, pareciera que nos apuntamos a vivir varias experiencias en conjunto. Como grupo hemos compartido dolores, aprendizajes y mucho pero mucho crecimiento y eso ha sido por las circunstancias que hemos compartido. La vida nos ha regalado las experiencias necesarias pero también nos ha regalado la misma sed de despertar. Todos compartimos un deseo por ser la mejor versión de nosotros mismos, de vivir vidas en Amor y de encontrar las respuestas y la claridad en nuestro ser. Ha sido una misión en conjunto y la vida de cada integrante ha sido parte esencial de nuestro camino personal. De chiquitos leíamos juntos sobre el Tao, la Biblia y más adelante sobre El Curso de Milagros y demás textos espirituales. Viajamos juntos a conocer grandes Maestros como a Panache Desai y a Byron Katie. Mi familia llega a mis clases semanales y cuando digo “mis” clases aclaro que yo soy la estudiante más beneficiada de la sabiduría de ellos. Nos compartimos nuestras alegrías e insights pero también nos compartimos nuestros dolores y nos hemos ayudado mutuamente a ver con claridad cuando estamos en momentos de confusión. También nos sacamos de quicio, nos vemos obligados a ver la falla en nosotros mismos y a practicar amarnos incondicionalmente.

Mi familia definitivamente ha sido mi mayor bendición. Me han dado todo, pero lo que más aprecio es la bendición de verlos vivir. Me inspiran con su ejemplo y con las vidas de amor y autenticidad que han logrado vivir. Viven lo que yo predico y me mueven a practicarlo porque veo los milagros en las vidas de ellos (un milagro es un cambio de percepción del miedo al amor).

Uno de los milagros más grandes que he presenciado me lo ha regalado mi hermana Arianne. Estaba escrito que seríamos grandes maestras la una de la otra y así ha sido desde el día uno. En nuestros videos de chiquitas se ve clarísimo la paciencia que me tuvo que tener y yo a ella. Ya de más grandecitas nos peleábamos por cualquier cosa. Cuando pasamos esa etapa conflictiva se convirtió en mi maestra de otra forma. Llegué a admirar su pasión, su honestidad, su valentía, su carácter, su humor, su bondad y su determinación. Mi hermana tiene millones de cualidades pero la más significativa para mi son sus ganas de sanar, de estar en paz y de dejar ir la confusión que la hace sufrir.

Hace un par de años mi hermana se comprometió con un hombre merecedor de estar con alguien como ella. El Ale es alguien con “ángel”, su sola presencia emana amor y alegría, es tan fácil llegarlo a querer. Es alguien que tiene todas las cualidades de mi hermana y estoy segura que mil más. Mi hermana no pudo haberse encontrado a una mejor pareja que él. Él sería su gran maestro y ella de él. Un match perfecto donde los dos sacarían lo mejor de cada uno y al mismo tiempo se demostrarían donde en sus corazones se encuentra confusión para poder dejarlo ir.ae7248f20e3e07f640c12db632d78ccf

Se casaron el año pasado y cualquiera que fue a esa boda es testigo que fue la boda más alegre de la historia. Se sentía demasiado amor y alegría en el ambiente. Fue una boda perfecta y tuvieron una luna de miel perfecta. Me acuerdo que mi hermana me comentó durante su luna de miel lo agradecida y bendecida que se sentía por el hombre con el que se había casado.

El día que venían de regreso de su luna de miel el Ale le enseñó un video a mi hermana donde él salía. Era un video de su despedida de soltero en Playa del Carmen. El video tenía imágenes que cualquier esposa del mundo le hubiera dado un infarto al ver. Imágenes que en otro caso hubiera dado lugar a una situación caótica. Pero mi hermana no es un alma cualquiera y el Ale tampoco.

El día que aterrizaron mi hermana naturalmente no se regresó a su casa con su esposo si no a la nuestra. Cuando mi mamá los recibió en el aeropuerto el Ale muy valientemente le explicó lo que había sucedido y mi mamá con mucha claridad le respondió que nunca pasaba nada que no tuviera que pasar.

Mi hermana regresó a mi casa porque sabía que estaba en un lugar donde los juicios no existen y donde la sabiduría de la perfección predomina. Nosotros le recordamos que no existían errores en este Universo y a ella nunca se le olvidó esto.

Las semanas siguientes mi hermana se dedicó a encontrar la claridad que ella sabía que existía en su interior. Ella sabía que no era víctima y que el Ale le estaba dando un regalo inmenso y ella estaba determinada a verlo.

Nunca en mi vida he visto a alguien más determinado a encontrar su paz que mi hermana esos días. Hacíamos The Work (de Byron Katie) todo el día. Encontraba claridad y por momentos se iba. Como el Universo es tan perfecto ya teníamos un viaje planificado a un School for The Work de Byron Katie un mes después del incidente y mi hermana estaba apuntada para irse a ese viaje sin saber lo que realmente llegaría a trabajar.

Llegamos al school y la misma sed de sanar que mi hermana tuvo las semanas antes ella la tuvo durante todo el school. Mi hermana con mucha valentía se enfrentó a sus miedos y se dedicó a observar una por una cada creencia que no le daba paz de esta situación. El school es de 7am a 10pm por 10 días, es una experiencia agotante pero los pequeños momentos de descanso que teníamos mi hermana seguía cuestionando sus conceptos estresantes. Literalmente no paró. “Ask and it is given” dice la Biblia. Mi hermana pidió ver diferente y así fue. En una mente clara siempre se recibe cuando lo que queremos ver es la Verdad.

Mi hermana encontró lo que estaba buscando. Vio la experiencia por lo mejor que le pudo haber sucedido en la vida. Pudo ver que no era víctima y logró ver cómo todo lo que creía que el Ale había sido, ella fue también. Logró dejar ir estos juicios sobre él y aquellos juicios sobre ella misma. Encontró tal claridad que los juicios de la sociedad ya no importaban. Pudo ver en los juicios de la sociedad su propia confusión y pudo ver que los miedos de ellos tenían que ver con sus propias proyecciones, no las de ella. Esto le permitió escuchar su propia Verdad y vivir según su guía interna.

Mi hermana regresó a su casa. El Ale se casó con una Arianne pero su matrimonio lo esta viviendo con otra. Lo mismo va para ella. Son dos personas nuevas con la misma esencia maravillosa pero más sabios, más claros, más amorosos. Predomina en su relación una aceptación y una admiración por el otro que yo admiro muchísimo.

Mi hermana no sería la persona que es hoy sin esta experiencia y no me cabe duda que el Ale tampoco. Ninguno fue culpable de nada, los dos actuaron de la forma necesaria para demostrarse sus propios miedos y de esta forma dejarlos ir. No existen errores en este Universo y absolutamente todo lo que experimentamos es bueno y todo viene del Amor. Cuando reconocemos esto, es fácil querer buscar en nuestro corazón una percepción más clara en momentos de dolor.

Q_HappenOnTime

El Ale se apuntó a darle a mi hermana lo que ella necesitaba y mi hermana a él. Gracias al amor tan grande que se tienen, se siguen sanando mutuamente. Cuando me refiero a este amor no es el que besa y abraza y dice “te amo”. Es un amor mucho más profundo, es el Amor de Dios dentro de ellos. Es el Amor que hizo al Ale hacer lo que hacía en el video, es el Amor que hizo que alguien grabara precisamente esa parte en ese instante. Es el Amor que hizo que el video se hiciera viral y llegara a Guate, es el Amor que hizo que mi hermana se enterara de lo sucedido el día que regresó de su luna de miel, ni un segundo antes ni uno después. Es el Amor que hizo que mi hermana sanara de tanto dolor y confusión que no tenía absolutamente nada que ver con el Ale si no de creencias que estaban arraigadas en ella desde hace mucho tiempo. Es el Amor que hizo que el Ale observara sus actos y sus creencias por detrás para poder vivir una vida mucho más feliz con mi hermana. Es el Amor que hizo que ahora su relación este fundamentada sobre Amor real y no las creencias y contratos del mundo.

Toda la experiencia fue perfecta en todos los sentidos de la palabra. Todos nos beneficiamos de la valentía y el amor de los dos, YO definitivamente. Yo no sería quien soy hoy sin ver a mi hermana practicar lo que yo predico.

Gracias a los dos por ser almas tan valientes que nos han enseñado lo que el Amor es de verdad.

 

1bcb0b94584cf8d426f925f766bc6dad--tbt-quotes-quotes-for-life

The Work

blogthework2

Toda mi vida estuve buscando CÓMO regresar a experimentar mi naturaleza. Los grandes textos espirituales nos enseñan que somos Amor, nos dicen que no estamos separados de nuestro Creador y que nuestra esencia es de gozo y paz. Nos dicen que lo único que nos impide experimentar este gozo todo el tiempo son nuestras creencias basadas en miedo. Nos enseñan que hay que dejar ir estas creencias ilusorias para vivir nuestra vida auténtica en cada momento.

Estos maestros nos enseñan que hay que dejar ir, algunos nos enseñan cómo y muy pocos nos enseñan cómo hacerlo de una forma eficiente. Para mi The Work de Byron Katie ha sido el cómo. La claridad que yo he encontrado la he encontrado gracias a esto. Katie dice: “The Work is for people that are in a rush”. Esa siempre he sido yo. Soy necia, impaciente, apresurada y apresuro a los demás pero esa impaciencia también se aplica a mi crecimiento espiritual. Siempre he estado “In a rush” para sanar.

The Work es para gente que ya se cansó de sufrir. Es un medio directo para llegar a las respuestas, por eso es tan eficiente. The Work es una meditación. Nos enseña como buscar nuestras propias respuestas en nuestro interior, a escuchar nuestra Verdad. Nadie tiene las respuestas que sólo tenemos nosotros y The Work nos ayuda a encontrarlas.

Para mi The Work ha sido la forma más rápida, directa, clara, y genuina de encontrar mi paz. Yo en realidad no sé quien sería hoy sin este continuo cuestionamiento. Gracias a Dios ya se ha convertido en parte de mi ser. He aprendido gracias a esta práctica que con la voluntad y valentía de ver en mi interior puedo encontrar la libertad y claridad que nadie me podría dar. Gracias a esta herramienta vive una certeza en mi conciencia de la perfección que nos mueve y nos respira. Yo ahora sé que no hay un sólo error en este Universo. Ahora sé que absolutamente todo lo que sucede, sucede a mi favor. Y cuando no lo veo, me cuestiono lo que estoy creyendo y encuentro la claridad una vez más.

Gracias a esta herramienta he podido ver que nadie me puede lastimar, nunca soy víctima y que si estoy sufriendo es por algo que estoy creyendo. He podido dejar relaciones, iniciar nuevas, comunicarme honestamente, decir no y encontrar belleza en los cambios de mi vida. Me ha permitido emocionarme cada vez que me critican y me ha regalado la experiencia del amor incondicional. Gracias a The Work he aprendido a ser fiel a mi Verdad.theworkblog1

Mi vida es un milagro total gracias a esta práctica pero ver como ha transformado la vida de aquellos que me rodean es algo que aprecio inmensamente. He visto relaciones sanar y relaciones terminar. He visto agradecimiento y libertad gracias a momentos de dolor y también surgir una profunda sabiduría luego de gran confusión. He visto como estos maestros en mi vida han dejado ir lo que ya no necesitan para ser quienes son en realidad.

The Work no es ni siquiera una herramienta, es nuestra naturaleza. Nuestra naturaleza es cuestionarnos lo que hemos aprendido como cierto. Sócrates nos enseñó que todo debe ser cuestionado y múltiples mentes brillantes después de él han enseñado lo mismo. Han venido tantos maestros a este mundo a recordarnos lo que ya sabemos en la profundidad de nuestro ser: Que lo que el mundo nos ha enseñado no es necesariamente cierto y que existe una respuesta que sí lo es y se encuentra en nuestro interior. Para encontrar esta respuesta debemos primero tener la valentía de hacernos la pregunta: ¿Es Verdad?

Este cuestionamiento es lo que enseña Katie. Lo ha expuesto de la forma más sencilla posible (ya que nuestras mentes pueden ser bastante complicadas). The Work consiste de 4 preguntas e inversiones. Lo que buscamos cuestionar es aquello que provoca malestar en nuestro interior (ansiedad, tristeza, enojo, manipulación, control, frustración). Todo lo que se siente mal para nosotros está ahí para despertarnos. El malestar funciona como una alarma Divina demostrándonos que estamos apegados a una creencia que no es cierta para nosotros.

Las 4 preguntas son:

  1. ¿Es verdad? (si o no)
  2. ¿Puedes saber si es verdad con absoluta certeza? (si o no)
  3. ¿Cómo reaccionas cuando crees este pensamiento?
  4. ¿Quién serías sin este pensamiento?                                           (www.thework.com)

Luego de meditar en cuanto a la certeza del pensamiento, podemos observar quien somos con la creencia y ver quien seríamos sin ella. Nos da una oportunidad de ver quien somos cuando vivimos en miedo y quien somos cuando vivimos con claridad. Luego las inversiones nos regalan una posibilidad más certera de lo que estábamos creyendo originalmente. Por lo general existen 3 inversiones (a veces hay sólo 2, a veces hay más).

  1. Inversión al opuesto
  2. Inversión a mí mismo
  3. Inversión al otro                                                                                (www.thework.com)

Les comparto un ejemplo personal de una concepto estresante que yo tuve en mi vida. La situación se dio en una relación conflictiva donde yo percibía agresión de parte del sujeto. En esta situación estoy en el apartamento de la persona y en su presencia. Mi concepto era “Él me lastimó.”

  1. ¿Es verdad? Si.
  2. ¿Puedo saber si es verdad con absoluta certeza? No. (El NO viene de la certeza que tengo que NADIE tiene el poder de lastimarme)
  3. ¿Cómo reacciono cuando creo este pensamiento? Me siento sola. Siento un vacío en el estomago y presión en el pecho. Tengo ganas de llorar. Lo trato de ignorar a él, no lo puedo ver a la cara. Me siento víctima de él. Lo culpo por el dolor que siento. Me voy a imágenes del pasado donde he sentido el mismo dolor y me culpo por no hacer nada al respecto. Me voy a imágenes del futuro donde me veo en la misma situación y no puedo más. Me quedo callada, lo agredo en mi mente, lo insulto y me paralizo físicamente. (súper resumido)
  4. ¿Quién sería yo sin este pensamiento? Lo puedo ver a la cara. Miro sus ojos. Veo el miedo en su interior. Siento compasión. Puedo observar que esta persona no conoce otra forma de reaccionar o pensar. Me siento conectada a él. Lo entiendo. Le puedo decir que estamos en lugares distintos. Me puedo ir. Siento paz.

Inversiones y los ejemplos genuinos que encontré:

  1. Al opuesto: “El NO me lastimó. ( o Él me ayudó.)”
  • Él me ayudó, DEFINITIVAMENTE. Me permitió conocerme y dejar ir esta tendencia dependiente y controladora en mi ser.
  • Él me ayudó, me permitió ver que nadie me pueda dar o quitar mi paz o felicidad.
  • Él me ayudó, gracias a esta relación pude encontrar lo que se sentía verdadero en mí y me permitió experimentar relaciones sanas más adelante.
  • Él no me lastimó. Él no tiene el poder de hacerlo. Me permitió observar que no existen víctimas o culpables en ninguna relación.
  1. A mí mismo. “YO me lastimé.”
  • Yo me lastimé al no ser fiel a mi verdad.
  • Yo me lastimé al quedarme callada y no expresar lo que sentía.
  • Yo me lastimé con la agresión que tenía hacia su persona.
  • Yo me lastimé, yo me provoque sentimientos de enojo, frustración, soledad, control, dependencia y manipulación que provocaban estrés y dolor en mi cuerpo y en mi mente.
  1. Al otro. “Yo LO lastimé.”
  • No fui honesta con él.
  • Lo insulté en mi mente.
  • Lo hacía sentir culpable, me hacía la víctima.
  • Lo ignoré.

Estos sólo son algunos ejemplos de lo que encontré en mi meditación pero en la vida real la lista podría llegar a 100. Gracias a esta meditación me liberé de culpa y enojo y mi corazón quedó lleno de gratitud por esta relación y por el aprendizaje que experimenté. La realidad siempre es buena y lo pude ver.

Al meditar en estas inversiones y al encontrar ejemplos genuinos de cómo son ciertos logramos abrir la mente a otras posibilidades y a encontrar la Verdad. Nos mueve a vivir una vida más conectada y el resultado siempre es agradecimiento y Amor incondicional.

Cada vez que experimento ansiedad yo sé que me estoy contando algo que no es cierto para mi. Me regalo un momento de pausa y me cuestiono lo que estoy creyendo. Ha sido la práctica más liberadora, inspiradora y amorosa que he vivido. Les recomiendo esta indagación con cada célula de mi ser.

El gozo más grande para mi es cuestionar todos estos conceptos con ustedes y para eso siempre estoy a su servicio. Cualquiera que tenga la valentía de preguntarse si lo que están creyendo es cierto ya lo considero mi maestro.

Estoy infinitamente agradecida por todos ustedes que seblogthework8
han dado la oportunidad de dejar ir conmigo y para todos los que vendrán: ¡Bienvenidos a la adicción más amorosa, emocionante y liberadora existente.

 

El espejo Divino

espejodivino .jpg

La humanidad está aquí para enseñarme quien soy. Lo que yo vea en el otro es un reflejo directo de mi mundo interno. Este mundo interno está compuesto de mis creencias.

Al ver todos los juicios que yo tengo sobre mi pareja, hijos, padres, amigos, jefes, vecinos, el mesero y el chiclero, es la forma en la cual yo me llego a conocer. Juicios que me dicen “ella es superficial”, “él está descuidado”, “ella es fría”, “él es inteligente”, “ella es ignorante”, “él es carismático”, “ella es tóxica”, “él es ladrón”, en realidad se tratan de mi.

Yo literalmente no puedo ver algo que yo no sea. Esto SÓLO es buena noticia. Primero, esto significa que toda la belleza que yo veo en el mundo viene de toda esa belleza en mi interior. La luz, amor, carisma, alegría, creatividad, autenticidad y libertad que yo pueda apreciar en un ser humano simplemente me está enseñando quien soy yo EN REALIDAD. Me demuestran cualidades que YA tengo, aunque a veces no las pueda ver. La compasión de Jesús es mía, la sabiduría del Buddha es mía, el gozo de Byron Katie es mío, la fluidez de Lao Tzu es mía. Si yo veo ésta luz es porque existe en mi interior y al verlo en el otro me recuerdo quien soy. Me despierto a la belleza que soy. Me inspiro y me muevo a emanarlo cada vez más fuerte en mi ser. Así que démonos crédito por tanta belleza que observamos. Estamos despiertos a lo que somos.

Ahora, todos esos juicios que tengo que me provocan ansiedad también son buena noticia. Están aquí para iluminarme. Me demuestran dónde está mi confusión. Dónde no estoy amando mi realidad, dónde estoy creyendo que hay alguien mejor o peor que yo. Dónde creo que estoy separado de la humanidad y de la Divinidad. Funcionan a mi favor demostrándome qué es lo que debo y quiero dejar ir.

Estos juicios me hacen sufrir. En el preciso momento en que yo los creo me siento mal. Es algo que sucede inmediatamente. El momento en que pienso, “ella es chismosa” y “él es infiel” YO sufro. Estoy creyendo que sé más que Dios. Estoy creyendo que yo si sé cómo debieran ser y cómo debiera ser la Realidad. Pero esta arrogancia es ignorancia. Con estos juicios lucho contra Dios y me lastimo. Me separo del otro ser al juzgarlo. Estoy desalineado a mi esencia porque mi esencia es Amor. Jamás se va sentir bien para nosotros juzgar a alguien que es nuestro hermano. No es nuestra naturaleza.

Observar estos juicios y verlos por lo que realmente son, SÓLO juicios, NO hechos, es lo mejor que me puede pasar en la vida. Estos juicios me demuestran donde está la confusión para poder cuestionarlo y dejarlo ir. Todo lo que me provoca ansiedad, depresión, enojo, celos, frustración, aburrimiento, envidia, en fin, cualquier cosa que se sienta MAL no es genuino. Estos juicios nos demuestran nuestros miedos y están aquí para regresarnos al Amor.

Cada vez que pienso “él me debería de querer” este pensamiento me demuestra que yo espejodivino2no lo estoy queriendo a él y yo no me estoy queriendo a mi. Cada vez que pienso “ella debería de ser honesta”, el mundo me esta enseñando como quiero YO vivir. Me enseña que lo que yo espero del otro es lo que yo quiero practicar. Me enseña a ser honesta con “ella” también. Me demuestra que la verdadera honestidad es aceptar al otro exactamente cómo es y dónde está en su proceso. Esto sí es honesto para mi ser.

Cada vez que yo pienso “él es egoísta”, yo lo estoy siendo. “Ella es agresiva”, yo lo estoy siendo. “Él es mentiroso”, yo me estoy mintiendo y a él también. Al contarme una historia que va en discordancia con la Realidad. Si pienso que “él es un asesino, drogadicto, psicótico”… meditemos. ¿Dónde puedo ver esto en mi vida? ¿Cuándo he sido yo así? ¿Dónde he matado con mi mente (pensando “que éste se desaparezca”)?, ¿o con acciones (hasta una hormiga)? Observemos, ¿cuál es mi droga de elección? ¿sexo, parejas, drama, chisme o pastel de chocolate? Meditamos, ¿dónde me veo yo psicótica? ¿Tal vez cuando me agarran histerismos o ataques de celos?

Si somos 100% honestos con nosotros mismos podemos aceptar que todo lo que juzgamos como malo, desagradable y evitable lo tenemos en algún grado en nuestra conciencia. No lo podríamos ver si no fuera así.

espejodivinoLes repito, esto sólo es BUENO. Estos juicios al provocarme ansiedad, me enseñan qué estoy pensando que no va alineado con mi ser. Me enseñan cómo quiero vivir y dónde no estoy confiando en la Inteligencia Universal. Cada pensamiento negativo ha sido enviado para liberarme de mis miedos con el único propósito de regresarme a mi esencia que es el Amor. Para vivir la única forma en la que vine destinada a vivir que es en gozo. Lo chistoso es que la única forma de vivir una vida de gozo ES Amor. Amando lo que es. Observando que lo que es y quienes nos rodean son perfectos exactamente como son.

Recordemos, el Universo es benevolente, la Realidad es Amor. Esto significa que todo está pasando como debiera pasar. La gente que me rodea tiene los rasgos de personalidad que debieran tener y tenemos la dinámica perfecta también. Todos están haciendo exactamente lo que deberían para despertarme de la ilusión del miedo. Todos actuando a mi favor siempre. Si el Universo es perfecto y benevolente (que es mi experiencia por completo), no hay ni un grano de arena que no esté aquí PARA mi. El asesino, drogadicto y el violador también. El artista, el rapero, el deportista y el pastor también. Mis juicios sobre estos personajes son el camino. Démosle la bienvenida a estos pensamiento con brazos abiertos. Dejemos de ser víctimas pues nadie nos esta arruinando la vida, nadie nos esta lastimando, nadie nos esta robando, ni traicionado. Hasta que nosotros podamos ver cómo nos robamos, traicionamos, mentimos y lastimamos a nosotros mismos y a otros, no hay paz.

¿Podemos vivir nosotros como le dictamos al mundo entero cómo debieran vivir? La liberación está en mi percepción. Una percepción clara y natural siempre se siente bien. Aquella que es confusa, no. Miremos como Dios ve. ¿Cómo? De esto hablaremos un poquito la otra semana. 😉

 

As Love would have it…Switch

tumblr_n4xvehcJgv1s8w53po1_1280

En esta experiencia humana todo cambia. Todo se esta moviendo continuamente. Nosotros cambiamos, cambian las circunstancias de nuestra vida y cambian nuestras relaciones. Gente viene y va y no podemos hacer nada para evitarlo.

Hay un ejercicio fascinante que hacemos en el School for the Work donde uno de los objetivos es aprender a darle la bienvenida a la humanidad y al mismo tiempo dejarlos ir. Este ejercicio se realiza en parejas y estas cambian constantemente. Cada vez que tenemos que cambiar de pareja oímos la voz de Katie decir por el micrófono “and as Love would have it switch”. Otras veces dice “and as Life would have it switch.” Le podemos llamar de mil formas a aquello que nos creó; Amor, Vida, Dios, Inteligencia Universal, pero al final de cuentas la fuerza que mueve todo en nuestras vidas siempre es la misma.

Este ejercicio es la analogía perfecta de cómo funciona la Realidad (Dios). Gente vendrá a nuestra vida y se irán y estos cambios los mueve la fuerza del Amor. La Fuerza que nos creó nos hizo nacer en el momento de la historia perfecta y en la familia perfecta. Nos regaló a los padres perfectos. Los noviazgos, esposos, ex- esposos perfectos. También la soltería en el momento en que la necesitábamos. Este Amor nos permite conocer a la gente que tenemos que conocer y también los quita de nuestro camino cuando ya no hay nada que experimentar con ellos. No hay errores en el momento, en el lugar, en la forma o en la duración que han tenido nuestras relaciones.

Esto yo ya lo había leído en muchísimos textos de sabiduría espiritual de niña pero la vida me ha enseñado con mucha claridad la inexistencia de errores y casualidades en mi proceso. Yo hoy simplemente no sería quien soy sin estas almas increíbles que han tocado mi vida de tantas formas. No sería quien soy sin la necesidad de dejarlos ir. No viviría con entusiasmo y agradecimiento si no viera que vienen exactamente cuando tienen que venir y se van exactamente cuando se tienen que ir. No viviría relajada sin saber que esto jamás ha estado bajo mi control.

Mi vida ha cambiado constantemente en cuanto a la gente que integra mi familia, las amistades que tengo y relaciones de pareja. Nada ha permanecido igual nunca y nada se ha visto como yo he creído que se debería de ver. Ninguna relación ha durado el tiempo que yo hubiera querido (sea más o menos). No han iniciado ni terminado de la forma ideal (según yo) y definitivamente jamás he podido hacer algo para controlarlo o evitarlo. Gracias a Dios nunca he tenido el control. Porque así como nada ha resultado como yo he querido, todo siempre ha resultado MEJOR.

En mi familia y con amigos cercanos he experimentado la bendición de la muerte. He visto las lecciones y el alivio que ha traído. La Vida me ha enseñado que no hay un tiempo demasiado temprano o demasiado tarde para partir de este mundo, ni una forma incorrecta para hacerlo. Este Amor que nos vive nos quita la vida exactamente cómo y cuándo tiene que ser, y eso sólo puede ser bueno. Claro, he tenido pensamientos que me dicen “ ayyy si mi tía y mi abuelito pudieran ver esto…” pero luego entro en razón (cuestiono mis creencias erróneas) y veo como la realidad siempre es mejor.

En mis relaciones de pareja es imposible imaginar un orden más perfecto o parejas más perfectas para mi proceso. Experimenté lo que es la dependencia y el control y ahora sé lo que es la libertad y el amor incondicional. He podido ver cómo cada relación se ha tenido que dar en el orden en que se dio pues cada quien ha sido un espejo claro ensenándome quien era yo en cada momento. Gracias a que me he podido ver en ellos he podido dejar ir todos esos miedos que no me daban paz.

Estas relaciones no sólo han venido en el momento perfecto si no han durado exactamente el tiempo que han tenido que durar. Ni un segundo más ni un segundo menos. He tenido pensamientos como “ala yo no quiero que esto se acabe” así como pensamientos como “quiero que esto se acabe YA” y jamás ha estado bajo mi conpagina reltrol el momento en que estas relaciones vienen y van. Cuando me digo que voy a terminar una relación ahí sigo, y cuando me digo que quiero estar con tal persona no lo estoy. Esto es lo mejor que me ha podido pasar en la vida. El Universo me ha dejado clarísimo que yo no sé absolutamente nada de lo que me conviene pero este Amor Perfecto sí.

Cada ser en nuestra experiencia es un regalo de Dios que estará con nosotros por un tiempo determinado (pueden ser 30 años o 6 meses pero eso no lo decidimos nosotros). Ya que no podemos controlar quienes entran a nuestra vida ni cuando se van, gocémonos de su presencia por la bendición que es. Cada relación es una oportunidad para conocerme, para verme en ellos. Es una oportunidad para abrirles el corazón y entregarnos en totalidad. Es una oportunidad para amarlos incondicionalmente, observar que no necesitan cambiar y que son perfectos exactamente como son. Es una oportunidad para dejarlos ir cuando lo que necesitan es despedirse. Esto es amor.

La persona que yo voy a tener enfrente es  la que me está mandando la Inteligencia Universal para amar. Amémosla. Y cuando el Universo me diga “switch”, amémosla también dejándolos ir y entregando nuestro corazón al siguiente regalo que ha mandado. A veces el regalo que manda es el espejo.

pagina relac.jpg

Soy Andrea Meza, ¿Es verdad?

katie past pagina

Actualmente estoy en el proceso de certificación en el Institute for The Work con Byron Katie. El año pasado me tocó ir a mi segundo “School for the Work” y cuando llegué para mi sorpresa habían escrito Aziza en mi name tag. Aziza es mi primer nombre pero también el de mi mamá por lo cual toda la vida me han dicho Andrea.

Les pregunté que qué había pasado con el name tag y me dijeron que en este School habían demasiadas Andrea’s así que me pusieron Aziza para diferenciar. Ni modo.

Toda la vida me he identificado como Andrea y a mi mamá como Aziza. Antes de ese momento yo nunca me había sentido como una “Aziza”. Yo era Andrea y yo sabía lo que eso significaba. Cuando la gente se me acercaba en el School y me decían Aziza yo les daba toda le explicación de lo que había pasado (como media hora) y de ahí les decía “sólo díganme Andrea.”

Todas las mañanas durante el School salimos a meditar. En una de estas meditaciones no me paraba de dar vueltas el asunto del nombre en mi cabeza. No entendía porqué no dejaba de pensar en eso. Si no soy Aziza y no soy Andrea durante este School pensaba: ¿quién soy? ¿quién soy sin mi nombre? ¿quién soy?;

katie past pagina

y de la nada me vino un luzaso. De esos que uno sabe que no vienen de uno. La respuesta: Libertad. Sin nombre total y plena libertad, nada más que libertad. Se me quitó una carga inmediatamente que ni yo sabía que tenía. Por primera vez en mi vida estaba experimentando lo que era no tener identificación. Me dio una sensación de alivio y un sentimiento de expansión en el pecho que pocas veces antes he sentido. Finalmente entendí lo que Byron Katie quiere decir cuando dice que sin la historia del pasado somos libres.

Al nombre Andrea Meza yo ya le había atribuido como 10,000 etiquetas. Yo sabía quien era Andrea Meza (según yo). Era una chava guatemalteca que se ve de cierta forma, se viste de cierta forma, es introvertida, tiene ciertos issues con su cuerpo, inseguridades sociales y pocas amigas de verdad. Yo sabía como el mundo mira a Andrea Meza, sabía lo andra borrosa paginaque sus papas esperaban de ella, sabía el potencial y la inteligencia que tenía pero sobre todo conocía sus defectos. Yo le había puesto tantas etiquetas a esta imagen de lo que significaba ser Andrea Meza, tanta presión “to keep it up” y tantas historias que en algún momento eran ciertas pero ahora ya no lo eran.

Yo caminaba en el mundo junto con la historia de mi pasado. En ese instante me di cuenta que sin mi nombre el pasado se borraba inmediatamente. Pasado que igualmente solo existía en mi mente porque ya no era una realidad. Esto hacía que las historias estresantes que yo me contaba de mi misma fueran falsas. Me di cuenta que no soy introvertida, aunque eso me conté por tanto tiempo. Me di cuenta que tengo tanta gente amorosa que me ama aunque me contaba la historia que soy de pocos amigos. Me di cuenta que esas inseguridades que tenía sobre mi carácter y mi cuerpo no eran reales, porque en el momento presente NUNCA lo son.

Sin ese nombre yo era libre. Por un momento vi quien era sin las etiquetas que yo me había puesto y sin esas etiquetas soy la persona que soy de verdad. Me muevo y converso en el mundo de forma natural. No estoy tratando de mantener una imagen simplemente soy. Soy alguien que habla cuando tiene ganas de hablar y calla cuando tiene ganas de callar. Soy alguien que baila sola y disfruta de sonreírle a extraños sólo porque se siente bien cuando lo hago. Soy alguien perfecta. Porque en este momento si me siento libre en mi mente no puedo no serlo.

En el transcurso del School llegué a amar que la gente se me acercara y me dijeran Aziza. Había renacido y no tenía nada que ver con el nombre. Simplemente me había dado cuenta que sin pasado nada me puede hacer no amar y adorar mi presente.

Así somos todos sin las historias que nos contamos. Sin la imagen de un pasado no somos nada más que amor, nada más que libertad, no tenemos miedo de acercarnos al mundo y entregarles todo nuestro corazón, no hay razón para “hold back” la luz, la chispa y el amor que somos porque no hay miedos ni etiquetas en nuestras mentes. No estoy diciendo que el pasado es malo, para nada. Es la historia más linda del mundo cuando nos la contamos con claridad. Pero cuando la contamos y nos da ansiedad vamos cargando etiquetas falsas que ya no nos sirven.

Ahora ya no me importa si me dicen Andrea, Aziza o Juana. Cualquier cosa es bienvenida. Yo ya sé que ese nombre no encasilla quien soy. Yo ya sé que soy algo muchísimo más grande que un nombre, algo que no puede ser limitado por historias de mi mente.

Yo sé que es difícil imaginarnos sin un pasado como tal pero si tienen ganas de divertirse un poco (y sentir bastante liberación) imagínense sin la historia del pasado que más ansiedad les provoca:

“Mi mamá no me quiso.”

“Mi esposo me dejó.”

“Mi hijo se murió.”

“Lo pude haber hecho mejor.”

“La vida fue injusta conmigo.”

“Si no me hubieran despedido estaría mejor.”

“Nunca me apoyaron.”

“Antes era más guap@.”

“Cometí un error.”

katie past pagina 2Imagínense por un momento quien serían ustedes sin tan sólo UNA de las historias que les provoca ansiedad. Así comienza la liberación y al camino hacia la autenticidad. Es un camino exquisito, 100% recomendado. Cada vez nos sentimos más ligeros y cada vez nuestro corazón se abre a amar y recibir amor un poquito más. Nada nos impide experimentar el amor de Dios (o sea el que somos) más que las historias que nos contamos. No me tienen que creer, experiméntenlo.